Una bonita imagen

Molly iba sentada en el vagón del metro camino de su casa después de trabajar. Ya no sabía ni qué día era, “uno más”, pensaba para sus adentros, “a quién diantres le importa…”. A su alrededor la gente se encontraba sumergida en sus smartphones, chateando, leyendo, comunicándose, quizás, con gente que se encontraba a miles de km, con gente que podían estar en la otra parte del mundo, gente que Molly nunca conocería y que tenían sus problemas y alegrías, sus risas, y ahora, en ese preciso momento, estaban chateando con las personas que estaban a su alrededor y eso a Molly le hacía reflexionar sobre lo cerca y lo lejos que estaban todos ellos. Todos desconocidos, los de al lado y los de la otra parte del mundo. Todos demasiado lejos. Molly se encontraba sola un día cualquiera saliendo del trabajo camino de casa sin nada más que sueños.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: